Tu carrito

Tu carrito está vacío

Parece que todavía no agregaste nada a tu carrito. explorá nuestro catálogo y renová todo.

Compartir

El upcyling y su relación con la moda

Un giro creativo puede ser la respuesta al problema de la contaminación en la industria de la moda

Por las crecientes tendencias de consumo y obsolescencia, la contaminación es uno de los grandes problemas que tiene la industria de la moda a la hora de enfrentar su sustentabilidad.

Se estima que casi el 6% de los residuos municipales generados en EEUU provienen de los textiles.

La moda de bajo costo, los ciclos de uso disminuyentes y la necesidad de crear tendencias que aceiten la maquinaria del consumo voraz son algunas de las razones por las que la contaminación es inherente a la forma en la que se piensa y ejecuta la industria de la moda en la actualidad.

En ese contexto, nacen tendencias como el upcycling que prometen ser estrategias útiles para mermar la creciente contaminación en la industria textil.

¿Qué es upcycling?

El upcycling consiste básicamente en reutilizar materiales considerados viejos o de descarte para elaborar creaciones nuevas que extiendan la vida útil de dichos materiales.

Aunque la palabra sea relativamente nueva, es probable que la técnica en sí te sea familiar:

Fabricar un vestido a partir de retazos de denim es upcycling.

Lo mismo se puede decir de usar una botella de plástico para hacer una maceta, un vaso reutilizable o un pulverizador de líquido.

Cualquier estrategia que pueda darle una nueva vida a un objeto o parte de un objeto sin que intervenga una transformación considerable puede ser considerado upcycling.

Es probable que tus abuelos o tus padres hayan usado esta técnica sin saber que lo estaban haciendo: ante la necesidad, usaban la creatividad y el ingenio para buscar extender el ciclo de los objetos.

¿Qué diferencia hay entre upcycling y reciclaje?

La diferencia tiene que ver con la transformación que sufre el material u objeto que se procesa.

En el reciclaje, el material es recuperado y se puede reutilizar para el mismo fin que tenía o se puede transformar en la materia prima de la cual partió.

En cambio, en el upcycling se busca darle un giro de tuerca al material y lograr que forme parte de una nueva pieza sin la necesidad de que sufra grandes transformaciones o que medie un proceso que insuma más recursos naturales (agua, energía, etc).

Transformar un cuaderno viejo en papel que pueda ser usado para hacer un nuevo cuaderno o una tarjeta es reciclaje.

En cambio, usar las tapas duras de ese cuaderno viejo para hacer un archivador o las hojas para hacer un gran lienzo sobre el cual pintar algo es upcycling.

Podríamos argumentar entonces que el upcycling es aún más positivo para el medio ambiente ya que insume menos recursos que el reciclaje.

La realidad es que ambos son procesos complementarios ya que cada uno de ellos tiene sus usos y ambos pueden complementarse perfectamente.

El upcycling en la moda

En la moda, este proceso consiste básicamente en la reutilización de fragmentos o prendas completas para generar una nueva prenda, que puede no tener relación directa con la/las prendas que la componen.

Esto puede partir de una iniciativa individual o puede venir de alguna de las diversas propuestas de diseñadores que buscan, mediante el upcycling, transformar y recuperar prendas para extender su ciclo de uso.

En el mundo existen muchas marcas orientadas a los consumidores eco-concientes que ejecutan el upcycling, produciendo prendas únicas a partir de la reutilización de materiales que de otra manera terminarían siendo residuos.

Sin ir muy lejos, en Bolivia tenemos a ZEF Clothing de la diseñadora Valeria Wilde.

Esta firma, busca generar prendas exclusivas a partir de la deconstrucción de prendas usadas y la recuperación de los materiales que las componen.

Ejecutan con éxito la creación de moda original y, en mi opinión, logran que sus prendas sean objetos de deseo, cosa que considero vital a la hora de pensar el upcycling como una opción válida para hacerle frente al embate de la contaminación en la moda.

La reutilización de material para producir prendas únicas es uno de los puntos atractivos del upcycling.

¿Es el upcycling la respuesta al problema de contaminación en la industria de la moda?

Aunque por el momento sea una práctica relativamente marginal en la industria textil, no podemos saber a ciencia cierta si se convertirá en un factor determinante en la sustentabilidad de la moda.

Es probable que los factores que más influencia tengan en la contaminación no se vean del todo afectados por el upcycling ya que los mismos tienen una mayor relación con los ciclos cada vez más cortos de la moda y las tendencias y deseos que tiene el consumidor.

De cualquier manera, es interesante considerar al upcycling como una alternativa válida y, a través de la creatividad, lograr que no sea considerada una versión "fea pero ecológica" de la moda.

Sólo el tiempo dirá si esta técnica logra hacerle frente a una de las industrias más contaminantes que existen.

De nuestra parte, todos nuestros deseos y esfuerzos están del lado de las personas, marcas y emprendimientos que consideran el upcycling como el futuro de la moda.